ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Terapias alternativas

 

Ayurveda
Medicina China
Medicina Japonesa
Homeopatía
Herbolaria
Quiropraxia
Cromoterapia
Reflexología
Terapia Neural
Zooterapia

 

¿Qué son las terapias alternativas?

Se llama terapia "alternativa" o "complementaria" a los tratamientos que no "encajan" en la práctica estándar de medicina occidental. Estas pueden ser:

bullet

Prácticas de curación tradicionales como la Ayurveda, acupuntura china y prácticas de los nativos indígenas americanos

bullet

Terapias físicas como la quiropráctica, masajes y yoga

bullet

Homeopatía 

bullet

Hierbas o Flores

bullet

Trabajos de energía como la terapia de polaridad o Reiki

bullet

Técnicas de relajación como meditación y visualización

Muchos doctores no están de acuerdo con las terapias alternativas. Creen que no se han hecho suficientes estudios sobre ellas y piensan que los pacientes responden mejor a las medicinas occidentales.

Otros prefieren combinar terapias alternativas junto con la medicina occidental. Creen que los tratamientos alternativos reducen el estrés, alivian efectos secundarios de antivirales o brindan otros beneficios.

 

¿Qué riesgos tienen?

Las terapias alternativas pueden producir efectos secundarios. Las expresiones "natural" o "no es un medicamento" no garantizan que estén libres de riesgos. La Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) no aprueba suplementos ni vigila su contenido o seguridad. 

 

¿Por qué no se hacen más estudios sobre terapias alternativas?

La mayoría de los estudios son para una enfermedad o condición específica y son posibles cuando cada paciente obtiene exactamente el mismo tratamiento, lo cual puede no ser así en las terapias alternativas.

Algunos tratamientos alternativos tratan a la persona en su totalidad, no a una enfermedad. Pueden restaurar la armonía, el balance o el flujo normal de energía. Los acupunturistas por ejemplo, utilizan el pulso para determinar si la energía de su cuerpo está balanceada. La acupuntura se basa en la energía individual de cada persona y no en su VIH, por ejemplo y puede resultar benéfico a pesar de que no están diseñados para combatir la enfermedad específica.

Tratamiento estándar: muy pocos tratamientos alternativos están estandarizados. Las diferentes marcas de hierbas pueden tener distintas cantidades de los ingredientes activos. La acupuntura, quiropráctica y otras terapias no son estándar, se ajustan a cada paciente. Hacer investigaciones es muy difícil cuando los tratamientos no están estandarizados.

Tratamientos libres de riesgos: la FDA debe confirmar que un medicamento es seguro antes de averiguar si funciona. Incluso si un medicamento ha sido estudiado por años sin que se hayan descubierto problemas, la FDA requiere estudios científicos para demostrar que no hay peligro en usarlos.

Costos del estudio: los estudios científicos son muy caros. Los fabricantes de tratamientos alternativos no pueden solventar estudios científicos. El gobierno prefiere cubrir los costos de estudios de medicamentos occidentales porque aparentan ser más efectivos. Las patentes permiten que los fabricantes obtengan grandes ganancias. Por otro lado, la mayoría de los tratamientos alternativos no pueden ser patentados.

A pesar de todo, algunas terapias alternativas han sido cuidadosamente estudiadas. Generalmente, este tipo de investigaciones se ha hecho fuera de los Estados Unidos y quizás la FDA no los considere confiables. Las hojas informativas sobre cada tratamiento alternativo mencionan si se han hecho estudios sobre los mismos.

La Homeopatía y la Acupuntura participan de congreso nacional de cardiología


P
ara muchos de los 3000 médicos que participarán de un congreso de cardiología que se realizará a principios de mayo en Buenos Aires, será una sorpresa encontrar en el programa científico un espacio reservado para la acupuntura y la homeopatía.

"Sumar, no restar. La medicina es una sola: estas disciplinas ya no se llaman alternativas sino complementarias", explica el doctor Gustavo Blanco, jefe de la Sección Recuperación Cardiovascular de la Fundación Favaloro, un joven cardiólogo que suma su diploma de "médico acupuntor"a sus otros títulos.

De la iniciativa de Gustavo Blanco y del doctor Branco Mautner, jefe del Departamento de Docencia e Investigación de la Fundación Favaloro (y coordinador ejecutivo de la reunión científica), partió la idea de ofrecer espacios a la acupuntura y la homeopatía en el XII Congreso de Cardiología para el Consultante.

Contra lo que podría parecer, la Sociedad Argentina de Acupuntura no es una entidad nueva: "Se fundó en 1954 -explica el doctor Samuel Aizemberg, su presidente-. Los cursos de especialización, que duran dos años, se dictan en forma ininterrumpida desde 1959. Hay más de 1500 médicos acupuntores egresados en todo el país. Desde 2001, por una resolución del Ministerio de Salud Pública, la acupuntura es un acto médico a ser ejercido exclusivamente por un profesional habilitado. Se la reconoce, además, como una especialidad complementaria para el tratamiento del dolor." Aunque faltan ultimar algunos detalles, a partir de mediados de año es casi un hecho que las legendarias agujas también se convertirán en un posgrado universitario.

"Después de 20 años de ejercer la medicina alopática -dice el cardiólogo Gustavo Blanco-, me acordé de que a los 18 años había tenido un serio problema de columna lumbar y que me lo había resuelto la acupuntura. Entonces sentí que era momento de volver a empezar. Hoy no me cabe ninguna duda de que si tengo un infarto querré que me lleven a un centro de primer nivel y me dilaten la arteria y administren la medicación que sea necesaria. Pero eso no impedirá que aborden mi dolor, mi ansiedad o nerviosismo muy bien con acupuntura."

"En China, por ejemplo -añade el doctor Luis Wolman, médico acupuntor que expondrá en el congreso- en caso de infarto agudo de miocardio se utilizan agujas en puntos determinados para reducir el dolor, mientras se prepara el tratamiento convencional. Desde el punto de vista económico, es una opción muy interesante : las agujas tienen un costo insignificante, comparadas con los calmantes."

¿Pueden las agujas bajar la presión? "Sí -asegura Aizemberg-. Aunque no las aconsejamos como terapia básica porque no producen un efecto sostenido. Es más sencillo que el paciente tome un antihipertensivo y un diurético que citarlo dos veces por semana para pincharlo ..."

Por otra parte, la acupuntura es útil para tratar ciertos problemas clínicos en los cardíacos. "Por ejemplo -explica Blanco-, alguien que tiene artrosis de rodilla, pero está anticoagulado. El cardiólogo le dirá: aguante, porque los analgésicos aumentarán la anticoagulación, o la irritación gástrica y el riesgo de hemorragias digestivas. Ahí usamos acupuntura, que calmará el dolor sin interferir con el tratamiento."

Costos y contención

Aizemberg explica que la sociedad a su cargo es privada y las consultas cuestan 15 pesos. "Para muchos puede ser una cifra alta -admite-. Pero está comprobado que luego de varias sesiones de acupuntura se reduce la cantidad de fármacos consumidos y bajan drásticamente los costos."

El doctor Wolman comenta que otra franja de pacientes entre quienes la acupuntura y la homeopatía dan muy buenos resultados "son quienes tienen síntomas que hacen pensar en una enfermedad cardiovascular, por ejemplo ahogos al caminar, dolor de pecho, pero que no muestran ningún problema de base".

Para el doctor Roque Penna, de la Asociación Médica Homeopática Argentina, "cuando la hipertensión está en una etapa inicial, es hiperdinámica y no produjo cambios orgánicos que hacen que se recicle y sea irreversible, el remedio homeopático puede hacer que el paciente normalice su presión". Si ya se instalaron factores de riesgo cardiovasculares como la obesidad, el tabaquismo o el alto colesterol, "la homeopatía no puede corregirlos en forma directa -agrega el especialista, que es jefe de Clínica Médica del Sanatorio Municipal, donde ejerce la medicina convencional-, por eso nunca debe confiarse en los falsos homeópatas que dicen que hacen bajar de peso o dejar el cigarrillo... Lo que puede hacer el tratamiento es que el paciente quede libre de compulsión. Luego, podrá decidir (o no) mejorar sus hábitos".

Homeópatas y acupuntores coinciden en que ambas especialidades permiten un contacto más cercano con los pacientes, y que esto mejora la adherencia a los tratamientos.

Por Gabriela Navarra De la Redacción de LA NACION

 

 

Arriba Contenidos

[ Terapias alternativas ] Terapias clínicas ] Terapias génicas ] Terapias quirúrgicas ]

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.