ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Educación alimentaria

 

La educación alimentaria es básica

Por Viviana Viviant  

La autora es nutricionista de la Clínica de Nutrición y Salud Dr. Cormillot, y asesora del Instituto Argentino de Nutrición.

 

Los hábitos alimentarios son el resultado de múltiples influencias personales, culturales, sociales y psicológicas. Para la creación de buenos hábitos, hay que tener en cuenta lo siguiente:

·         No pelear con el niño por la comida, el error más común es intentar que coman por la fuerza. La estrategia consiste en ofrecer el alimento en cuestión en forma atractiva y combinarlo con otros alimentos que el niño ya conoce y son de su agrado.

·         No hacer que la comida sea el tema central de diálogo.

·         Acostumbrarlos a desayunar.

·         Planificar paseos o juegos antes de la hora de la comida; ya que pueden estimular el apetito.

·         Elegir momentos tranquilos para la comida: si las cosas transcurren placenteramente, el niño puede aceptar innovaciones más fácilmente.

·         Servir porciones pequeñas, de acuerdo al tamaño del estómago del niño según la edad.

·         Comer en mesas pequeñas acorde a su tamaño.

·         Dejar pasar una cantidad de horas adecuadas entre comida y comida.

·         Permitir que colaboren en lo relacionado con los alimentos: si el niño participa en poner la mesa, hacer las compras, lavar las hortalizas y frutas o simplemente sacar los alimentos de la heladera.

De viandas y colaciones infantiles

Respecto de las viandas, si la mamá decide preparar algo para que el niño se lleve para el almuerzo, se puede optar por algunas de las propuestas arriba mencionadas.

En cuanto a los mayorcitos, un punto importante es no darles más dinero de lo que puedan llegar a gastar para evitar la compra excesiva de golosinas.

Pero lo primero es lo primero y no hay que olvidar el desayuno si en la casa se desayuna el niño también lo hará.

En relación con las colaciones, hoy en día hay muchísimas variantes nutritivas y sabrosas como son las barritas de cereal, los yogures licuados o batidos, con frutas o con cereal y golosinas con menos grasas y azúcar, que se pueden elegir en lugar de los típicos snacks ricos en grasas y sal.

Sería importante enseñar a los chicos a comer frutas secas y semillas, superalimentos debido a sus propiedades benéficas para la salud- una alternativa, los maníes y otra las semillas de girasol.

Si el niño almuerza en el colegio, los menúes deberían estar elaborados o supervisados por nutricionistas para asegurarse de que el niño reciba la ración que le corresponde respecto a calorías y proteínas.

Por otra parte, en las escuelas donde la materia nutrición no esté incluida en la curricula debería hacerse desde el jardín de infantes.

Por ello, para una adecuada nutrición infantil la base está en el mensaje que el niño recibe en la casa, lo que se come en la casa y el ejemplo que den los padres al respecto –aceptar o rechazar determinado alimento delante del niño–. Si se demuestra aversión frente a algún alimento con alto valor nutritivo esto realmente sería un error, lo mismo si se muestra mucha satisfacción frente a un alimento de bajo valor nutricional.

A partir del año, el niño ya come de todo y es el momento en donde comparte la mesa con sus padres.

Si al niño se le da gaseosa en lugar de jugo natural de fruta en las comidas, adquirirá ese hábito, lo mismo ocurre si al niño se le da siempre postres en lugar de frutas o si en lugar de hacer preparaciones con hortalizas de diferentes tipos siempre se consume papa.

La escuela debe ser otro pilar en la educación. Pero sería en vano enseñar sobre nutrición y luego ofertar en los quioscos escolares alimentos poco saludables como papas fritas, hamburguesas, salchichas, golosinas en general, facturas y gaseosas.

La propuesta sería organizar con los directivos del colegio un quiosco saludable en el cual los chicos sólo puedan adquirir alimentos sanos como yogures, postrecitos a base de leche, licuados, leche chocolatada, frutas frescas, barritas de cereal, maníes, pochoclo, trigo o maíz inflado, cereales en copos, vainillas, baybiscuits, pasas de uvas, jugos de frutas, sandwiches de pan integral, tartas de verdura y queso, pizza con vegetales.

 Fuente: LA NACION

 
Arriba Contenidos

Minerales ] Proteínas ] Alimentación ] Masa corporal ] Peso ideal ] Vitaminas ] Carbohidratos ] Grasas ] Colesterol ] Apetito ] [ Educación alimentaria ] La dieta perfecta (?) ] Malnutrición y sistema inmune ] Dieta anticancer ] Enfermedades alimentarias ] Hormona antihambre ] Kefir ]

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.